Páginas

Tarta ring de boxeo

Mucho tiempo ha pasado desde que hice está tarta, pero por unas cosas o por otras la he ido dejando olvidada en un rincón, pero le ha llegado su momento. Una tarta con una decoración diferente para una chica que le encanta el deporte.





Una tarta cuadrada con delicioso bizcocho de chocolate blanco, relleno de fresas naturales y frosting de merengue suizo de fresa. Una combinación deliciosa. El ring está hecho también con bizcocho y cubierto de fondant. Las cuerdas del ring son alambres de flores, intenté que fueran de fondant, pero al estar colgado se rompía.  Para terminar unos guantes de boxeo modelados y el logotipo del gimnasio, en papel de azúcar.








Lo interesante de hacer tartas decoradas es que nunca haces una igual, son especiales, no repites nunca de tema o casi nunca. Cada tarta es un reto que te hace pensar la forma de desarrollar mejor esa idea y nunca sabes como quedará hasta que la ves terminada.






Las recetas del bizcocho de chocolate blanco y del frosting la tenéis aquí, solo hay que adaptar las cantidades al molde que vayáis a utilizar. En cuanto a la crema, la única diferencia es cambiar el aroma por el de fresa o añadir unas cucharadas de mermelada de fresa.


Espero que os haya gustado la tarta  y que os sea útil para futuras tartas, ya sabéis, lo casero siempre más rico y mejor.

¡Un beso y feliz comienzo de semana!






Natillas de colores

Esta receta que os traigo hoy, es sencilla, con ingredientes que solemos tener en casa y se hace en un ratito. Cuando degustéis este postre clásico hecho en casa, no volveréis a comprarlo ya hecho. Eso si le he querido dar un toque divertido poniéndole un poco de color.



Ingredientes para 4 personas
  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 60 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharada sopera de harina de maíz
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 rama de canela
  • La piel de medio limón
  • Colorantes alimenticios (opcional)

Elaboración
  1. Ponemos la leche a calentar con la vainilla, (tanto el interior como la piel, previamente abrimos la vaina y raspamos su interior para sacar las semillas), la canela y la piel del limón. Cuando comience a hervir, retiramos y dejamos infusionar 15'.
  2. Batimos las yemas junto con el azúcar y la harina de maíz.
  3. Colamos la leche y mezclamos bien con las yemas. Volvemos a calentar sin que llegue a hervir y sin dejar de remover. En menos de 10', empezará a espesar y estarán listas.
  4. Dividimos en partes iguales y teñimos de los colores que nos gusten.
  5. Repartimos en vasitos y dejamos enfriar. Luego refrigeramos.
  6. Podemos  decorar con galletas o grajeas de colores como hice para esta receta.






Pero ademas  también hice la presentación clásica de las natillas, las de toda la vida.




Otras versiones de natillas a cual más rica, podéis ver aquí:



¿ A que tienen un aspecto estupendo?,  pero es que su sabor es aun mejor, una crema sedosa, aromática y dulce, nada que ver con las natillas comerciales. A mis niñas les encantan.

No me digáis que no es sencilla la receta y en a penas media hora está lista.

¡ Buen fin de semana golos@s !









Modelado Baby Vaiana sobre cheessecake de chocolate y...

No sabía como titular esta entrada, una deliciosa cheesecake de chocolate, que ya hice en otra ocasión, pero esta vez con una decoración muy especial. Cuando celebras el cumple de una nieta y su abuela, es importante incluir un detalle de cada una, en este caso a Vaiana para la nena y la profesión de su abuela. Resulta complicado introducir ambas temáticas siendo tan diferentes en una sola tarta, pero es más fácil de lo que pensaba. He dividido la tarta como en dos escenas y listos, mirad el resultado.




La receta de la tarta la podeís ver aquí.





Tenía dudas de si la tarta iba aguantar el peso de las figuras, pero lo hizo, procuré hornearla unos minutos más para que así tuviera una fina corteza que la hiciera más resistente, aunque no es lo ideal para este tipo de tartas, que son de textura cremosa y suave, en este caso debía sostener la decoración. 


Os muestro el paso a paso de como hice a Vaiana con pasta de azúcar.




Para aligerar la figura, tanto  la cabeza como  el cuerpo llevan una porción de porex. La verdad es que estoy muy contenta, porque  la figura se parece al personaje y eso es lo más difícil a la hora de modelar. Desde luego se puede mejorar, yo veo muchos defectos, pero eso se pule con la experiencia y gracias a la oportunidad de realizar estos "dulces proyectos".






Me pase un buen rato haciéndole fotos, jejeje, y es que cada modelado es una creación única y especial.






Espero que os haya gustado, feliz fin de semana golosos,







Tarta de volantes para el día de la madre

Como se me ha pasado el mes de Abril, casi sin darme cuenta ya en Mayo. Ocupada he estado con algunas tartas muy especiales y Mayo, mes de comuniones por excelencia se presenta igual de animado. De momento os enseño una tarta que hice, con una decoración elegante, ideal para celebrar el próximo día de la madre. Utilizando la técnica del volante y de las flores en wafer paper.





Esta tarta la hice con bizcocho de dos gustos, vainilla y chocolate. Rellena de buttercream de merengue sabor rosas y ganaché de chocolate. Mirad el corte, una mezcla de sabores exótica y deliciosa.






A la hora de decorar la tarta, una vez forrada con fondant blanco en este caso, procedemos a medir la altura de la misma para calcular el número de volantes y su medida. Si nuestra tarta mide 8 cm por ejemplo, podemos hacer 6 volantes de unos 2 cm y medio cada uno, teniendo en cuenta que se van a solapar entre ellos 1 cm aproximadamente. Solo tenemos que estirar el fondant y cortar tiras de 2 cm y medio de año y lo más largas que podamos, aunque no nos den para cubrir todo el perímetro de la tarta, no pasa nada luego podemos empalmar otro cacho hasta terminar la vuelta y no se notará. Otra cosa a tener en cuenta en este tipo de decoración es decidir si el volante irá hacia arriba o hacia abajo, ya que esto determinará por dónde comenzaremos a colocar los volantes, si  por la parte superior de la tarta o por la base. En esta tarta los volantes están abiertos hacia arriba por eso hay que comenzar colocándolos por la parte superior. Una vez tengamos cortadas las tiras, usando una alfombrilla de foam, vamos afinando y rizando el extremo del volante con una brocheta o con la esteca específica para ello, la de bola o la de cilindro liso tipo brocheta. Ya solo nos queda pegar el volante a la tarta, colocandolo con delicadeza, con un pincel y un poco de agua o pegamento comestible. El color de los volantes también queda muy bonito si lo hacemos de forma degradada de más color a menos o viceversa.






Otro detalle que se puede añadir son unas delicadas flores en papel wafer, papel de arroz comestible, muy fáciles de hacer, a ver si con más tiempo os hago un paso a paso para que veáis lo sencillo que es hacerlas.

¿A que es bonita y elegante?, deliciosa, aromática y todo se come. 


Feliz semana y felicidades a todas las mamas, fuente de vida y de amor  inagotable.


FELICIDADES